fbpx

Con el paso del tiempo, nuestros dientes van perdiendo el blanco y el brillo naturales y se vuelven amarillos. No es el único motivo por el que tus dientes perderán el color natural. El tabaco, las manchas ocasionadas por medicamentos o incluso las causas genéticas pueden hacer que tu sonrisa parezca peor de lo que realmente es. Para solucionar este problema...