fbpx

Problemas más frecuentes de los dientes temporales

01. Maloclusiones

Cuando hablamos de una maloclusión dental nos estamos refiriendo a una incorrecta alineación de los dientes debido a diferentes causas. Puede aparecer por anomalías de tamaño o de posición de los dientes, del tamaño relativo de las arcadas dentarias y su alineación, o de los tipos de relaciones oclusales.

Una mala oclusión dental puede desencadenar otros problemas bucodentales más graves, por eso insistimos en que es muy importante diagnosticarla y tratarla cuanto antes, ya que a edades tempranas es mucho más fácil de solucionar y evitaremos que empeore con el paso del tiempo.

02. Caries

Se suele pensar que los dientes de leche afectados por caries no es necesario empastarlos ya que se tienen que caer y erupcionarán los definitivos. Pensar así es un error. Los dientes temporales deben ser obturados (empastados) de forma similar a como se hace con los dientes definitivos.
Cuando la caída del diente afectado está muy próxima, se realiza su extracción para permitir la correcta salida del permanente.

Consecuencias de no empastar un diente de leche

  1. Dolor e inflamación: Una caries que no es tratada acaba provocando dolor en el pequeño, además de una posible inflamación si la caries es amplia y profunda.
  2. Pérdida prematura del diente: Si la caries acaba penetrando en el diente hay muchas posibilidades de que éste se caiga antes de lo deseable. ¿Qué consecuencias tiene una caída prematura del diente? Deja un espacio libre que no debería de existir en la boca y el resto de dientes tienden a moverse hacia ese espacio provocando malformaciones que posteriormente tendrán que ser tratadas.
  3. Daño al diente permanente: La caries puede acabar afectando al diente permanente que se está formando, pudiendo retrasar su salida definitiva o estropeando el esmalte del mismo.

03. Traumatismos

Los traumatismos dentales son muy habituales en los niños, especialmente en la región de los incisivos superiores. Las caídas o golpes en la boca pueden provocar la fractura e incluso la pérdida prematura del diente. En los casos en los que es posible, se restaura la pieza para mantenerla en boca el tiempo necesario, pero si no es posible restaurarla, debemos extraerla.

Si se prevé que la erupción del diente definitivo va a tardar tiempo, se debe colocar un mantenedor de espacio que evitará que los dientes se junten.
Si un diente temporal se pierde 4 o 5  años antes de su fecha normal de caída, se producirá un retraso en la salida del permanente, y si se pierde cerca de la fecha de caída normal se producirá un adelanto de la salida.

Los traumatismos dentarios son frecuentes en niños pequeños que están aprendiendo a caminar, y ya en una edad más avanzada, cuando comienzan a realizar algún tipo de deporte, o debido a algún tipo de caída, etc. Para prevenirlos es recomendable utilizar protectores bucales, sobre todo si practican habitualmente deportes de contacto. Se trata de aparatos que están hechos de un plástico flexible que evita que, con el golpe, se produzcan heridas y lesiones en los tejidos blandos, los dientes o en la mandíbula.

La importancia de cuidar de los dientes de leche

Es importante que los niños cojan el hábito desde edades tempranas a cepillarse los dientes 2-3 veces al día. ¿Cómo lo podemos conseguir? Mediante costumbres adquiridas en casa, es decir, con el pequeño cerca de los padres realizando la higiene bucodental. Los niños imitan lo que ven, por lo que si toman de ejemplo a unos adultos cuidadosos con su higiene oral, el niño lo asumirá como algo normal y que hay que hacer todos los días.

Podemos enseñarle la técnica adecuada para cepillarse los dientes y la lengua, haciendo de esta rutina una experiencia divertida y necesaria para nuestros dientes (y salud general). No debemos olvidar la visita periódica al dentista para realizar controles rutinarios.

En Centro Dental Dra. Mayte Montesinos, dentista en Pilar de la Horada, cuidamos de la salud bucodental de toda la familia.

Si deseas más información o pedirnos cita, puedes llamarnos al  966 392 095 – 693 924 427.