fbpx
hipersensibilidad dental

¿Qué es la hipersensibilidad dental? Causas y tratamientos

Quizás has tenido alguna vez esa sensación, pero no sabías a qué se debía. La hipersensibilidad dental es una molestia o dolor agudo que sentimos en los dientes justo después de exponerlos a estímulos como el frío, el calor, dulce o ácido.

En verano solemos cambiar nuestros hábitos alimenticios, de forma que ingerimos alimentos y bebidas mucho más frías que de forma general. Por eso, es normal que la gente experimente hipersensibilidad dental en verano cuando aumenta su consumo de helados, granizados, gazpachos u otras bebidas y comidas frías.

Esta situación afecta a entre un 20 y 35% de la población, y prevalece sobre todo entre l@s pacientes de enfermedad periodontal y l@s fumadores. De hecho, la mayoría de los casos de sensibilidad dental han sido asociados a las recesiones gingivales, uno de los principales síntomas de la enfermedad periodontal.

¿Te sientes identificad@ con los síntomas que te describimos? ¡Quédate leyendo este post para saber las causas de la hipersensibilidad dental y cómo podemos tratarlo!

Causas de la hipersensibilidad dental

La sensibilidad puede ser multifactorial. Las dos causas principales por las que una persona puede tener esta sensación son la recesión de encías y el desgaste del esmalte. Pero, ¿qué las ocasiona? Vamos a profundizar un poco más en sus causas: 

  • Incorrecta higiene bucodental: Un cepillado inadecuado en fuerza y frecuencia, junto con una pasta dental demasiado abrasiva, pueden provocar recesión gingival, abrasión del esmalte o del cemento y exponer la dentina. Además, cuando la frecuencia del cepillado es deficiente, la acumulación de la placa bacteriana también puede destruir el esmalte y el cemento.
  • Ingesta de alimentos y bebidas ácidas: los zumos, refrescos, vinos, los cítricos, etc. contribuyen a la erosión del esmalte y del cemento. Cuando ingerimos estos alimentos y bebidas y nos cepillamos los dientes justo después, este desgaste incrementa.
  • Tratamientos odontológicos: las cirugías periodontales pueden eliminar parte de la encía, lo cual deriva en una recesión gingival. Por otro lado, un tratamiento de blanqueamiento dental también suele ocasionar sensibilidad dental, aunque en este caso, se trataría de un efecto pasajero.
  • Bruxismo: las personas que padecen bruxismo tienen un mayor desgaste dental debido al rechinamiento de los dientes. Este desgaste deja expuesta la dentina y da lugar a la hipersensibilidad dental.

¿Qué puede pasar si tengo sensibilidad dental y no me la trato?

Si experimentas sensibilidad dental no la normalices ni dejes de enfrentarte a los estímulos que te la provocan. Lo mejor que puedes hacer en estos casos es acudir a tu dentista y explicarle lo que te pasa. El o la profesional sabrá identificar la causa de tu problema y te recomendará la mejor solución para que dejes de tener la molesta sensación.

Las personas que dejan de ingerir comidas o bebidas que le provocan la sensibilidad dental suelen tener una falsa percepción de que el problema ha dejado de existir. Si bien es cierto, que recomendamos reducir la ingesta de estos productos, sobre todo en verano, es importante acudir a una clínica dental para ponerle tratamiento a la sensibilidad.

Muchas veces la sensibilidad también aparece durante el cepillado dental. Del mismo modo que con la ingesta de alimentos, evitar exponerse al cepillado no va a hacer que el problema desaparezca. Sino todo lo contrario, una peor higiene bucodental afectará negativamente a tu sensibilidad dental, de forma que la placa bacteriana acumulada puede derivar en caries o enfermedades periodontales.

Tratamientos para combatir la hipersensibilidad dental

Aunque la sensibilidad dental aparezca en el momento del cepillado, no hay que dejar de mantener una correcta higiene bucodental. Esta es una de las principales formas de combatir la hipersensibilidad dental.

Tu dentista te recomendará un cepillo dental específico para combatir la sensibilidad dental, así como una pasta dental concreta para este tipo de problemas:

  • Cepillo dental: el cepillo tendrá filamentos muy suaves para que la limpieza se efectúe de forma muy delicada. Además, deberá darte pautas de cepillado concretas para una correcta higiene bucodental.
  • Pasta dental: la pasta dental será no abrasiva. También te podrá recomendar algún colutorio específico.

Si después de un tiempo determinado con cepillo, pasta y técnica de cepillado nuevos, la sensibilidad no remite, deberás volver a la clínica para que te valoren y decidan qué otro tratamiento pueden darte.

Así, también te pueden aplicar fluoruro en las áreas sensibles, resina adhesiva en las superficies radiculares, o incluso hacer injertos de encía para que las raíces del diente dejen de estar expuestas y, así, se pueda reducir la sensibilidad. Por otro lado, si el dolor es muy fuerte, el dentista también podría realizar endodoncias, para neutralizar el problema desde la pulpa dental.

¿Alguna vez has tenido hipersensibilidad dental? ¡Llámanos, encontraremos el tratamiento adecuado para ti!