fbpx

¿Qué es una endodoncia y cuándo realizarla?

La estructura del diente

El diente no es una estructura homogénea, sino que está formada por distintos tejidos. El primero de ellos, en la corona del diente, encontramos el esmalte. Éste está caracterizado por ser blanco y muy duro. Es la parte visible del diente y la primera barrera frente a la caries.

En segundo lugar, encontramos la dentina, que es de color amarillento. Ésta se sitúa bajo el esmalte y sigue a lo largo de la raíz. Su dureza es menor, por lo que es más sensible a la caries.

Por último, está la pulpa, donde están los nervios y vasos sanguíneos.  Se encuentra en la corona y recorre la raíz hasta sobrepasarla. Es la que aporta vida al diente y es muy vulnerable al ataque de los microorganismos.

Como el diente está expuesto al medio exterior, se encuentra rodeado de gérmenes. Algunos de estos gérmenes son los responsables de la caries dental.

Caries: infección y dolor

La caries es un proceso destructivo que suele comenzar en el esmalte. Si la higiene oral no es correcta y el diente no es tratado a tiempo, la caries acabará traspasando la capa de esmalte y llegará a la dentina. Como la dentina no es muy resistente, la caries aumentará su volumen rápidamente bajo el esmalte, y acabará infectando la pulpa, lo que ocasionará un dolor intenso.

Si la situación continua a lo largo del tiempo, la infección llegará hasta el final de la raíz incrementando el dolor y provocando alteraciones graves. Por tanto, cuando la pulpa está afectada de forma irreversible por caries profundas, traumatismos o lesiones endoperiodontales se debe realizar una endodoncia.

Qué es una endodoncia

El tratamiento de endodoncia se realiza para conservar las piezas dentales sin necesidad de recurrir a la extracción, y es el último recurso para conservar aquellos dientes que tienen alguna afección en el nervio dental y su periferia.

La endodoncia es un procedimiento que trata el interior del diente y permite mantener su dentición natural, el hueso y la encía que le rodea, así como su funcionalidad. Cuando el diente esté vacío, limpio y libre de gérmenes se rellenará con un material especial que garantizará el sellado permanente. La endodoncia eliminará la infección y el dolor que sufre el paciente.

En general, un diente con endodoncia, necesitará además otros tratamientos posteriores, ya que quedará más frágil que antes. Una corona puede ser una buena opción para evitar fracturas y darle mayor resistencia; y si fuera conveniente, un perno que la sujete.

Si te han realizado una endodoncia, aunque ya no sientas dolor, nunca ignores el tratamiento planificado tras ésta. Tu diente podría fracturarse si no recibe los cuidados posteriores.

Desde Centro Dental Dra. Mayte Montesinos, dentista en Pilar de la Horadada, te recomendamos que visites con regularidad a tu dentista para que en caso de caries, te pueda tratar en un estadio precoz, evitando así el temido dolor de muelas y la consiguiente endodoncia. La prevención es la mejor estrategia para mantener una boca sana y cuidada.

Si deseas más información puedes llamarnos al  966 392 095 – 693 924 427.